¿Bolsos hechos con restos de alimentos?

La idea, a priori, no suena nada atractiva, lo sabemos, pero tiene mejor pinta de lo que pensaréis en un principio. La diseñadora Hoyan Ip ha encontrado una forma de reutilizar la comida sobrante para elaborar bolsos, chalecos y botones.

Son piezas duraderas, aunque pueda parecer lo contrario, hechas con arroz, pasta, sopa de vegetales y otro tipo de sobras que puede haber en una cocina. Hoyan, preocupada por el gasto de comida, a nivel económico y medioambiental, ha explicado que quería relacionar este hecho con la moda, que suele ser incluir procesos poco sostenibles.

Foto Experiensense

La diseñadora empezó a pensar en todo esto cuando estudiaba un master en Londres hace tres años. “Quiero que la moda no sea sólo innovadora, sino que también introduzca cambios positivos, en este caso en el sentido de la comida y de que pensemos en nuestros hábitos alimenticios”, comenta.

Durante el pasado año, ideó un sistema para transformar los restos en un material duradero, y que mantuviera el color natural. De esta forma, las semillas, vegetales y salsas que va recogiendo de su cocina y de las de amigos y familiares, van formando bio-adornos, como pueden ser hebillas, botones, etc.

Sus diseños fueron mostrados en la London Fashion Week el pasado mes de septiembre y actualmente, pueden verse expuestos en un centro comercial de Hong Kong. Hoyan Ip está trabajando ahora en un revestimiento que proteja sus complementos del agua.

Vía South China Morning Post

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta